Educación

Otro sitio más de WordPress.com

Archive for the ‘hogar’ Category

>La educación se hereda (o no)

leave a comment »

>Leí un artículo en el “Faro de Vigo”, que me pareció muy interesante, y voy a reproducir al final del presente post. En el se expresan algunos conceptos de lo que debe hacerse en casa para ayudar a obtener rendimiento educativo, o sea lo que expongo en http://www.familia.edusanluis.com.ar/ . Creo que hay que trabajar mucho en San Luis al respecto, junto con la mejora de la relación familia y escuela. Es una tarea que atañe a todos, a los estamentos de gobierno, a los medios y a los que de alguna manera estamos abocados al tema ya que las acciones de las familias es otro Desafío de la Educación en San Luis.

Años atrás, el entonces monarca Don Manuel I desató toda suerte de rechiflas y sarcasmos al opinar que los hijos de familias estudiadas tenían mayores posibilidades de éxito que los nacidos en peor ambiente económico y/o cultural. Fraga lo decía para justificar el resultado de ciertas oposiciones sospechosamente copadas por familiares de altos cargos, pero lo cierto es que el tiempo y un informe difundido ayer por Caixa Catalunya parecen darle ahora la razón. No en lo de las oposiciones, claro está; pero sí en lo tocante a que la educación tiene un fuerte componente hereditario.
Sostienen en efecto los redactores del “Informe de la inclusión social en España” que las expectativas de hacer carrera guardan una relación directa con el nivel educativo de los padres. Los datos que fundan esa opinión son, en apariencia, incontestables. Nada menos que un 73 por ciento de los estudiantes hijos de universitarios han obtenido a su vez una licenciatura, frente al magro 20 por ciento de los titulados que no contaron con esa ventaja paternal.
No es que la educación se herede, naturalmente. Se adquiere por esfuerzo propio, si bien es verdad que algo ayuda la circunstancia de que los padres echen una mano. Lo que el mentado informe viene a decir –con más técnicas palabras– es que los chavales disfrutan de mayores oportunidades de aprendizaje en una casa llena de libros que en otra donde el único volumen disponible sea la guía telefónica. Si además los papás tienen tiempo y aptitudes para guiar a sus vástagos por los intrincados caminos del saber, resulta bastante lógico que las titulaciones se hereden de padres a hijos, aunque no precisamente por ciencia infusa y arte de birlibirloque.
Más bien que en la magia o en el ADN, la explicación residiría –según los autores del informe– en que los padres con un cierto grado de formación académica tienden a escolarizar a su prole muy tempranamente, con las ventajas que ello conlleva. Deducen además, aunque esto sea opinable, que esa clase de progenitores suele exigir un más alto nivel de aspiraciones a sus hijos: y todo ello sin contar, por supuesto, los mayores recursos educativos, culturales y acaso económicos de los que disponen.
Tampoco se trata, claro está, de una mera cuestión de dinero. Cierto es que una buena cuenta corriente ayuda lo suyo y más si va acompañada de un cuantioso patrimonio, pero eso no explicaría en modo alguno el hecho de que las rapazas ganen por goleada a sus colegas varones en brillantez y capacidad de estudio, según se desprende de las conclusiones del tan mentado informe.
Ni siquiera a escala colectiva se cumple esa regla. Ahí está para demostrarlo el caso de Galicia, reino económicamente demediado e incluso un tanto menesteroso que a pesar de ello ofrece unas excelentes prestaciones en materia de educación. A los buenos resultados que los estudiantes gallegos obtienen año tras año en la evaluación del Informe Pisa elaborado por la OCDE hay que agregar ahora los no menos felices datos del estudio de la Caixa. Entre otros, el de que la tasa de graduación universitaria de los jóvenes gallegos exceda la media española y supere incluso a las prósperas Cataluña y Baleares, contradiciendo así la supuesta relación mecánica entre renta per capita y nivel educativo.
Parece lógico. Si el dinero facilitase automáticamente la educación, Paris Hilton tendría en su mano todas las bazas para doctorarse en Oxford y aspirar a algún premio Nobel. Y no es el caso.
Al final va a llevar razón Fraga y no los que tanta zumba gastamos en su día a cuenta de aquellas declaraciones suyas sobre los hijos de familias con posibles. Aunque la educación no se herede ni un título garantice gran cosa, parece que tampoco sobra –ni mucho menos– un buen ambiente educativo en casa para progresar en los estudios. Lo dicen los emprendedores catalanes, que algo saben de esto

Autor

Ánxel Vence

http://www.farodevigo.es/opinion/2009/09/23/opinion-educacion-hereda/

Written by albertoch

24 septiembre, 2009 at 11:23

>De los Centros de Madres y Padres

leave a comment »

>Todos reconocemos el carácter de principal educador a la familia, y resulta de vital importancia para el logro de éxito académico, el cumplimiento adecuado del “Currículum del hogar”, que no consiste en convertirse en una segunda escuela, sino que se trata del logro de hábitos esenciales para futuros aprendizajes.

Considerando que urge mejorar la integración familia – escuela, es necesario lograr una más amplia participación familiar en el contexto escolar, por ello surge con fuerza, la creación de Centros de Madres y Padres que se instrumenten con objetivos claros y fuerte presencia.
Los Centros de Madres y Padres son organismos que comparte y colabora en los propósitos educativos y sociales del establecimiento educacional del que forma parte, observando sus acciones con plena observancia de las atribuciones técnico-pedagógicas que competen exclusivamente al establecimiento sin perjuicio de hacer ver sus reparos ante la posibilidad de que se vulneren los derechos de los alumnos a recibir una educación correspondiente a la calidad y aspiraciones de excelencia del establecimiento, promoverá la solidaridad, la cohesión grupal entre sus miembros, apoyará organizadamente las labores educativas del establecimiento y, estimulará el desarrollo y progreso del conjunto de la comunidad escolar.

Son funciones de los Centros de Madres y Padres
a) Fomentar la preocupación de sus miembros por la formación y desarrollo personal de sus hijos y pupilos y, en consonancia con ello, promover las acciones de estudio y capacitación que sean convenientes para el mejor cometido de las responsabilidades educativas de la familia, en lo atinente al cumplimiento del currículum del hogar.
b) Integrar activamente a sus miembros en una comunidad inspirada por principios, valores e ideales educativos comunes, canalizando para ellos las aptitudes, intereses y capacidades personales de cada uno.
c) Establecer y fomentar vínculos entre el hogar y el establecimiento y que faciliten la comprensión y el apoyo familiar hacia las actividades escolares y el ejercicio del rol que corresponde desempeñar a los padres y apoderados en el fortalecimiento de los hábitos, ideales, valores y actitudes que la educación fomenta en los alumnos.
d) Apoyar la labor educativa del establecimiento, aportando esfuerzos y recursos para favorecer el desarrollo integral del alumno, también es importante lograr el apoyo de apoderados profesionales especialistas en materias relevantes para la función educativa.
e) Proyectar acciones hacia la comunidad en general; difundir los propósitos e ideales del Centro de Madres y Padres; promover la cooperación de las instituciones y agentes comunitarios en las labores del establecimiento y, cuando corresponda, participar en todos aquellos programas de progreso social que obren en beneficio de la educación, protección y desarrollo de la niñez y juventud.
f) Proponer y patrocinar dentro del respectivo establecimiento y en la comunidad, iniciativas que favorezcan la formación de los alumnos, en especial aquellas relacionadas con el mejoramiento de las condiciones económicas, culturales, sociales y de salud que puedan afectar las oportunidades y el normal desarrollo de los alumnos.
g) Mantener comunicación permanente con los niveles directivos del establecimiento tanto para obtener y difundir entre sus miembros la información relativa a las políticas, programas y proyectos educativos del establecimiento como para plantear, cuando corresponda, las inquietudes, motivaciones y sugerencias de los padres relativas al proceso educativo y vida escolar.
h) Aportar su punto de vista para obtener mejoras en la Institución Escolar

Written by albertoch

5 mayo, 2009 at 12:08